Dolor Neuropático por Síndrome del Túnel del Tarso

Testimonio de dolor neuroático por síndrome del túnel del tarso Alba Sánchez García.

⏩ Ver ¿Qué es?, causas y síntomas del síndrome del túnel del tarso
⏩ Ver tratamiento del síndrome del túnel del tarso

Artículo verificado por el podólogo Dr. Iborra.
🕰️Tiempo de lectura: 4 minutos

Me diagnosticaron fascitis por mi dolor neuropático por un síndrome del túnel del tarso.

Estuve diagnosticada de fascitis plantar y tenía un síndrome del túnel del tarso.

Empiezo este testimonio agradeciendo a todo el equipo, especialmente al Doctor Iborra y a Victoria Quiñones por su profesionalidad y cariño durante todo este tiempo. Ojalá hubiese encontrado desde el primer día un equipo como Avanfi.

En 2018 me lesioné en un viaje (Tenía 24 años). Al volver a España lo primero que se me ocurrió fue ir a darme una sesión de fisioterapia a una clínica en la que me dijeron que no tenía absolutamente nada, que con estirar se me pasaba.

No era capaz de caminar. La sensación de ardor era horrible.

Fui a varios traumatólogos. Me hicieron pruebas y el diagnóstico siempre era el mismo: fascitis plantar.

Me enseñaban cómo estirar y punto.

Descubrí otra clínica en la que me hicieron todo tipo de técnicas: electrolisis, corrientes, acupuntura, etc. A partir de ese momento, mi dolor era tan insoportable que tuve que empezar a caminar con muletas.

Me habían aconsejado ir a la unidad del dolor, no tenía nada que perder.

Desesperada, en septiembre de 2020 encontré al Doctor Iborra.

Testimonio-Dolor-Neuropático-por-Síndrome-del-Túnel-del-Tarso

¿Cómo se resolvió mi dolor neuropático por síndrome del túnel del tarso?.

Primer día en consulta: 2 de septiembre de 2020.

Le expliqué mi situación. El dolor que sentía… Me anestesió el pie y dio en el clavo. Mi respuesta fue: viviría anestesiada.

Fue el único que supo ver que había algo más que una fascitis plantar y que podíamos ponerle remedio.

Me operé al mes siguiente, el hospital Beata Mariana por el Dr. Iborra y Villanueva. A los 3 meses el dolor neuropático por síndrome del túnel del tarso había casi desaparecido, pero, en esa operación se me colocó un implante que se había desplazado por una caída a los cuatro días de la intervención.

Este año, en 2022, me volví a someter a una cirugía para recolocarlo.

A día de hoy, 6 meses después de la intervención, he vuelto a correr, puedo saltar, caminar por la arena de la playa.

No tengo necesidad de esquivar el suelo irregular de la calle y soy capaz de caminar varios kilómetros sin tener que sentarme.

Me volvería a operar con los ojos cerrados.

Está claro que no todos los pacientes somos iguales y que se pueden presentar dificultades que, sin duda, el Doctor Iborra supo resolver a la perfección.

Sólo tengo palabras de cariño y agradecimiento por devolverme algo tan simple y necesario como poder volver a caminar y hacer vida normal. Infinitas gracias por todo. El mundo necesita más profesionales como vosotros.

 

Alba Sánchez García.

Gracias por compartir:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies