Tendinitis o Paratendinosis Aquilea. ¿Qué es?, Causas y Síntomas.

¿Qué es la Tendinitis o Paratendinosis Aquílea?.

La tendinitis Aquilea es una inflamación del tendón de Aquiles. En ocasiones se asocia a una paratendinosis, es decir una inflación de en la vaina que recubre el tendón, a la que se denomina paratendón.

El tendón de Aquiles se inserta en el hueso calcáneo. Este se sitúa en la parte posterior de la pierna siendo el encargado de transmitir la fuerza que ejerce el musculo soleo y gemelos al pie, realizando una flexión plantar del pie. Gracias a este movimiento podemos ponernos de puntillas.

Por lo tanto, la función de este tendón es impulsar al cuerpo y hacer que seamos capaces de correr, saltar, subir escaleras, etc.

La tendinitis Aquilea es una lesión deportiva muy frecuente provocada por una sobrecarga continua del tendón.

Actualmente se utiliza el termino tendinosis en vez de tendinitis Aquilea, ya que, cuando acude el paciente a la consulta y se realiza una ecografía, se aprecia que el colágeno del tendón esta degenerado y tambien se pude observar una inflamación del paratendón de Aquiles.

Por lo tanto, en un porcentaje alto, el paciente suele tener una tendinosis Aquilea (degeneración del tendón) asociado a una paratendinosis  Aquilea (inflamación del paratendón).

Por este motivo los tratamientos de la tendinitis Aquílea ha sido modificados, buscando una regeneración y no una desinflamación.

La tendinitis Aquilea es una inflamación del tendón de Aquiles,

Causas de la tendinitis Aquílea.

El origen de la tendinosis Aquilea es multifactorial, pudiendo ser:

  1. Sobrepeso
  2. Zapato plano o zapatilla deportiva inadecuada, una zapatilla con exceso de amortiguación puede provocar inestabilidad en el apoyo inicial en la carrera y provocar una tendinosis.
  3. Caminar o correr largas distancias descalzo por terreno blando, por ejemplo la playa.
  4. Sobre entrenamiento o entrenamiento inadecuado.
  5. La ingesta de medicamentos como las quinolonas(antibiótico) o estatinas(medicamento para el colesterol)
  6. Dismetría (una pierna más corta que la otra)
  7. Disbalances musculares.
  8. La retracción de los gemelos o incluso los isquiotibiales.
  9. Enfermedades reumáticas, suelen afectar a ambos tendones de Aquiles, habrá que solicitar las pruebas correspondientes para descartar este tipo de enfermedades autoinmunes.

Síntomas o clínica de la tendinitis y paratendinosis Aquílea.

La mayoría de las tendinopatias del tendón de Aquiles empiezan lentamente, con muy poco dolor, que poco a poco van empeorando. El paciente suele esperar a ver si el tendón se recupera solo y retrasa la consulta con el especialista. 

Para saber si sufres una tendinitis Aquilea, observa los siguientes síntomas:

– El dolor matutino es muy característico, es decir tras periodos prolongados de inactividad siendo los primeros pasos dolorosos, pero tras unos cuando pasos cede el dolor.

– El dolor aparecerá cuando el paciente camine descalzo o con zapatos sin tacón.

– Los corredores de largas distancias refieren dolor al iniciar la carrera, luego desaparece casi en su totalidad y cuando llevan unos cuantos kilómetros empieza de nuevo un dolor importante, aumentando tras la carrera cuando el tendón se ha enfriado.

Diagnóstico de la tendinitis y paratendinosis Aquílea.

La ecografía es una prueba muy específica y con una alta resolución para el diagnóstico tanto de la tendinosis como de la paratendinosis Aquilea. Con la ecografía se puede comprar con el lado sano, e incluso hacer un seguimiento evolutivo.

Una de las principales ventajas de la ecografía es que se puede diferenciar entre una tendinosis hipervascular (con exceso de vasos sanguíneos) y una tendinosis hipovascular (sin vasos sanguíneos).

Este diagnóstico será muy importante para establecer el tratamiento, ya que va a ser muy diferente.

Otra ventaja de la ecografía es que nos permite realizar infiltraciones viendo exactamente que se deposita la sustancia en la zona dañada del tendón.

diagnóstico de la fascitis plantar y espolón calcáneo del pie

La resonancia magnética nuclear (RMN) es importante en casos de inexperiencia con la ecografía.

Habrá que hacer un diagnóstico diferencial de la tendinitis Aquilea de otras patologías que se asemejan a la tendinosis aquilea, como son:

  •             Bursitis pre y retroaquilea
  •             Paratendinitis (edema en el paratendón)
  •             Rotura muscular del soleo o gemelos en la unión con el tendón de Aquiles
  •             Enfermedad de Haglund
  •             Rotura parcial del tendón Aquiles
  •             Enfermedad reumatoidea
  •             Calcificaciones de hidroxipatita
  •             Secuelas de fracturas de la cola del astrágalo u os-trigonum aberrante
pruebas de diagnóstico de la tendinosis o paratendinosis Aquilea

Vídeo del especialista.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies