Disfunción del Tendón Tibial Posterior: Tratamiento y Cirugia.

Tratamientos e Infiltraciones para la Disfunción del Tendón Tibial Posterior.

El tratamiento de la lesión del tendón tibial posterior dependerá de la fase en la que se encuentre la lesión.

De forma general, y en una primera fase, como en otras patologías, deberemos de empezar con tratamientos conservadores.

  1. Se suele comenzar con una inmovilización con férula tipo Walker para evitar que el tendón se desestructure y se rompa, provocando un pie plano cuya única solución será la cirugía.
  2. En una fase posterior realizaremos la confección de un soporte plantar o plantilla personalizada, con el objetivo de quitar tensión y trabajo al tendón tibial posterior.
  3. Mientras se confeccionan las plantillas se realizará un vendaje funcional para quitar carga de trabajo al tendón.
  4. Asociado al soporte plantar se prescriben antinflamatorios no esteroideos y se empezara con tratamiento rehabilitador, donde se aplicaran terapias manuales, manipulaciones articulares desbloqueantes, estiramientos de músculos antagonistas y métodos físicos antinflamatorios, como el ultrasonido, laser, magnetoterapia, hielo…
  5. En fases más avanzadas, cuando existe un deterioro del tendón tibial posterior sin rotura total, tendremos que encaminar el tratamiento a la regeneración del tendón. Esta se llevara a cabo mediante la infiltración de plasma rico en factores de crecimiento o Suero Autólogo Condicionado, siendo el resultado muy bueno.
    En un porcentaje alto, según nuestra experiencia, se evita la cirugía reparadora. La infiltración habrá de hacerse siempre guiada con ecografía para depositar los factores de crecimiento en la zona exacta de la lesión del tendón.
  6. La infiltración con corticoides es una opción pero se debe evitar por el riesgo de deterioro del tendón.
  7. La combinación de estas terapias de rehabilitación, las terapias de regeneración ecoguíada y la corrección ortopodológica permitirán recuperar o mejorar la función en la mayoría de los pacientes evitando la progresión hacia un pie plano desestructurado y artrósico, cuya única solución sean las cirugías correctoras con osteotomías o artrodesis del pie.
Se puede observar que tras la infiltración de plasma rico en factores de crecimiento se observa una reparación

Se puede observar que, tras el tratamiento mediante infiltración de plasma rico en factores de crecimiento en el tendón tibial posterior, se produce una reparación del mismo.

Infiltración con suero autólogo condicionado en tendón del tibial posterior

Infiltración con suero autólogo condicionado en tendón del tibial posterior.

Tratamiento Quirúrgico de la disfunción del tendón tibial posterior.

Hay diferentes técnicas quirúrgicas para tratar la lesión del tendón tibial posterior y, según el tipo de paciente, se determinaría un procedimiento u otro.

El tratamiento quirúrgico de la disfunción del tendón tibial del talón mas habitual es realizar una trasposición del tendón flexor común de los dedos para que haga la función del tendón tibial posterior que se ha roto. Otra opción es reconstruir el propio tendón tibial posterior.

Desde el punto de vista osteoarticular se pueden poner implantes para bloquear la articulación subastragalina restringiendo los movimientos de pronación excesiva.

    trasposición tendinosa del flexor largo de los dedos para tratar la disfunción del tendón tibial posterior del tobillo

    Trasposición tendinosa del flexor largo de los dedos.

      Colocación de implante en seno del tarso con incisión de 3cm en cirugía del tendón tibial posterior de tobillo

      Colocación de implante en seno del tarso con incisión de 3cm en cirugía del tendón tibial posterior de tobillo.

        Tratamiento de la tendinosis del tendón tibial posterior.

        El tratamiento inicial para la tendinosis del tibial posterior ira encaminada a controlar los momentos pronadores del pie, por lo tanto en un corredor de media y larga distancia el tendón tibial posterior va a sufrir mucho para controlar en cada paso la pronación.

          ¿Cómo se puede quitar tensión al tendón tibial posterior?.

          1. La manera más efectiva para rebajar la tensión del tendón tibial del tobillo es con el uso de una plantilla a medida, que apuntale y controle el arco longitudinal interno.
          2. Habría que analizar también el tipo de pisada y la biomecánica de todo el cuerpo, observando las rodillas, cadera, pelvis y columna lumbar.
          3. Se realizaran también vendajes funcionales con kinesiotape para ayudar al tendón a su recuperación.
          4. El trabajo de equilibrio musculotendinoso será imprescindible. Es decir, buscaremos disbalances entre unos músculos y otros para que todos los músculos del pie trabajen en armonía. Esto se consigue con trabajo propioceptivo, fortalecimiento y estiramientos musculares.
          5. El tratamiento con punción seca en el musculo puede ayudar a quitar dolores en el tendón que provienen de puntos gatillo del musculo, es una técnica efectiva y sin complicaciones.
          6. La EPI o electrolisis percutánea intratisular es útil en casos de tendinosis de una evolución corta.
          7. En una fase más avanzada, si el tratamiento convencional ha fracasado, tendremos que plantear al paciente ayudarle con tratamientos más avanzados, en el cual podemos incluir las infiltraciones con plasma rico en plaquetas, suero autólogo condicionado, colágeno, sustancias homeopáticas como el traumel, etc.

          Testimonio de rotura tendón tibial posterior.

          Me llamo Mª José y soy paciente del Doctor Iborra. Me operó junto al doctor Villanueva el 15 de junio de 2021. Fue una cirugía complicada, pues yo venía de una operación anterior muy invasiva e innecesaria para mi problema que me dejó secuelas severas.

          Mi problema inicial fue un deterioro o rotura de tendón tibial posterior en tobillo derecho. En esa primera mala praxis, aparte de no solucionar esa rotura, dañaron otras estructuras y comprimieron el nervio tibial posterior con sus ramas plantar y medial.

          Gracias a Dios, a pesar de ese panorama, me intervinieron con éxito, solucionando el problema del tendón tibial posterior y resto de problemas añadidos. Son personas que se crecen ante las dificultades o retos. Y su objetivo, por encima de todo, es ayudar y mejorar la calidad de vida del paciente.

          A parte de la admiración por su gran profesionalidad y su dominio indiscutible del tema, destaco también su categoría humana, ya que está a la misma altura.

          Predispuesto siempre a ayudar y muy atento a cualquier incidencia que ocurriese en el postoperatorio, con un seguimiento con mucho detalle, en llamadas y visitas.

          Personalmente lo agradecí mucho porque venía de pasarlo muy mal, tanto por el daño físico como moral que había recibido.

          Agradezco enormemente la paciencia y la empatía del Doctor Iborra conmigo, siempre delicado en el trato, con el saber estar propio de un médico muy humano y humilde, aparte de muy especializado en lo suyo. Todas estas cualidades dan plena confianza y son   muy necesarias ante una paciente que sufre.

          Espero que mi experiencia como paciente con una rotura del tendón tibial posterior pueda ayudar a decidirse a alguien que esté pasando un mal momento.

          Muchas gracias Doctor Iborra, por tu dedicación, interés, preocupación, por no rendirte, por tu amabilidad y sobre todo por saber valorar mi sufrimiento y mis circunstancias personales.

          No cambies nunca. Los pacientes necesitamos expertos y personas como tú. Hecho de una pasta y una entrega especial.

          Hago extensible el agradecimiento al resto de equipo de Avanfi.

          Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

          ACEPTAR
          Aviso de cookies