Disfunción del Tendón Tibial Posterior ¿Qué es?, Síntomas y Diagnóstico.

¿Qué es o en qué consiste la Difunción del Tendón Tibial Posterior?.

La disfunción del tendón del tibial posterior es una de las patologías más habituales en corredores, debido a su gran función de sostén del arco longitudinal interno o antipronador.

En una carrera continua se le va a exigir un gran esfuerzo al tendón de forma repetida lo que va a ocasionar tenosinovitis (líquido dentro de la vaina) y tendinitis/ tendinosis (inflamación aguda o deterioro del colágeno del tendón).

El músculo tibial posterior se origina en la cara posterior de la tibia y peroné para dirigirse hacia abajo y hacia la parte interna del tobillo convirtiéndose en tendón. Este tendón se va a insertar principalmente en el escafoides tarsiano, pero también manda expansiones a la 1-2 cuña y a la base del 2º-3º y 4º metatarsiano.

El tendón tibial posterior está cubierto por una vaina que le protege del roce contra el hueso, ya el tendón discurre pegado al este, y si no existiera esta protección se rompería.

función del tendón tibial posterior del tobillo andando

La función del tendón tibial posterior del tobillo se puede diferenciar en si estamos o no de pie:

En descarga: lleva el pie hacia la inversión y flexión plantar, es decir lleva el pie hacia dentro.

En bipedestación o de pie: Es un tendón que va a sujetar el arco interno del pie, principalmente en el apoyo medio, es decir cuando todo el peso corporal esta encima del pie, por esta acción podemos decir que este músculo es antipronador o controlador de la pronación y encargado de absorber el impacto contra el suelo, por su contracción excéntrica.

Incidencia de la disfunción del tendón tibial posterior.

La incidencia fuera del ámbito deportivo de la disfunción del tendón del tibial posterior sería mayor en mujeres (3/1) a partir de 4ª década, con sobrepeso e historia de diabetes y trastornos circulatorios.

La disfunción del tendón del tibial posterior es una de las patologías más habituales en corredores, debido a su gran función de sostén del arco longitudinal interno o antipronador.

Síntomas de la disfunción del tendón tibial posterior.

Los síntomas de la disfunción del tendón del tibial posterior varían según sus 4 fases o estadios:

Estadío 1. – Asintomático, predisposición patomecánica

Estadío 2. – Tendinitis. Ligera debilidad.

Estadío 3.- Tendinosis, rotura parcial del tendón, disfunción importante: hiperpronación y abducción.

Estadío 4.- Progresa rápidamente. Gran impotencia funcional con dolor y rigidez.

Habitualmente debuta con edema difuso, hiperalgesia, sensación de debilidad y pérdida gradual del arco longitudinal interno.

La lesión de este tendón mantenida en el tiempo es uno de los factores más importantes en el desarrollo del denominado “pie plano adquirido del adulto”, debido a que si el tendón se elonga o rompe, se perderá la función tan importante de sostenedor del arco longitudinal interno.

    Diagnóstico de la disfunción del tendón tibial posterior.

    En el diagnóstico de la disfunción del tendón tibial posterior, la palpación es fundamental para determinar localización exacta de la lesión (si es posible).

    1. El “signo de demasiados dedos” (en inglés “too many toes”).
      Se debe a la perdida de la función del tendón tibial posterior y sobre solicitación del flexor del primer dedo y el flexor común de los dedos.
    2. Test de ponerse de puntillas “heel rising test” y “Single limb heel rising test”, en los cuales se va observa la impotencia functional para poder ponerse de puntillas e incluso apreciendo dolor.
    anatomía del tobillo y del tendón tibial posterior
    Diagnóstico de lesión del tendón tibial posterior

    Signo too many toes.

    Resonancia magnética: Tenosinovitis del tendón tibial posterior.

    Resonancia magnética: Tenosinovitis del tendón tibial posterior.

    Estudios complementarios para el diagnóstico de la DTTP.
    – Las radiografías sirven para evaluar cambios estructurales.
    – Ecografía: Es la prueba de elección para determinar el estado del tendón debido a que es muy barata y actualmente con los ecógrafos de alta resolución podemos hacer una diagnostico muy preciso.
    – Resonancia magnética nuclear.
    – También habría que hacer un diagnóstico diferencial con enfermedades que puedan cursar con la inflamación de este tendón como son las artritis reumáticas.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies