Tratamiento y Cirugía de la Fractura del Astrágalo.

Tratamiento Conservador de la Fractura de la Apófisis del Astrágalo.

El tratamiento inicial de la fractura de la apósifis posterior del astrágalo – Os Trigonum será siempre conservador.

– fisioterapia,

– plantillas personalizadas.

-infiltraciones con corticoides y anestésico pueden ser efectivas, ya que esta apófisis podría estar fracturada y el deportista no tener síntomas dolorosos, sólo inflamación.

Cirugía con artroscopia de la fractura del astrágalo.

Cuando el tratamiento conservador fracasa estará indicada la cirugía de la fractura del astrágalo, la cual consistirá en extirpar la apófisis, ya que su inexistencia no provoca ninguna alteración biomecánica importante en la funcionalidad del pie.

La operación de esta lesión será artroscópica. Consistirá, mediante artroscopia, extirpar la apófisis. Para ello se realizan 2 incisiones de medio centímetro cada una. En una se introduce una cámara muy pequeña, por la cual veremos dentro del pie. Por la otra incisión introduciremos el instrumental necesario para retirar la apófisis del Astrágalo.

    artroscopia para tratar el pinzamiento-posterior-del-tobillo-o-fractura-de-la-apófisis-posterior-del-astrágalo

    ¿Cómo será la recuperación de la operación del pinzamiento posterior de tobillo?.

    La recuperación de la cirugía del pinzamiento posterior de tobillo es rápida:

    1. cirugía ambulante, no requiere hospitalización
    2. sin necesidad de inmovilización
    3. el paciente sale caminando por su propio pie del hospital, con ayuda de unas muletas.
    4. la reincorporación a la actividad deportiva moderada, como la bicicleta, natación, etc se realiza de manera muy precoz.

    En definitiva, un procedimiento quirúrgico con unos resultados muy satisfactorios.

    ¿Tendré secuelas de la fractura del astrágalo – Os Trigonum?.

    La inexistencia de la apófisis posterior del Astrágalo no provoca ninguna alteración biomecánica importante en la funcionalidad del pie.

    Es más; cuando provoca dolor este hueso, es más perjudicial, ya que va a provocar cojera con las consecuentes sobrecargas de otras articulaciones del pie, rodilla e incluso cadera.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies