Pápulas Piezogénicas Podálicas Dolorosas

Las Pápulas Piezogénicas Podálicas son pequeñas hernias de tejido graso que aparecen en la parte lateral y medial del pie cuando se está de pie, es decir aparecen cuando se ejerce presión y desaparecen cuando se quita la presión.

El dolor se debe a la isquemia causada por la compresión de los vasos sanguíneos y de los nervios que rodean a la grasa. Las padecen más las mujeres mayores de 40 años. Esta enfermedad afecta a 1/3 de los pacientes que sufren la enfermedad de Ehler Danlos.

Estas pápulas que son pequeños compartimentos periféricos de grasa incluidos en la anatomía normal del pie normalmente no solo dolorosas, cuando estas miden entre 0,3 y 0,8 cm, pueden provocar dolor.

El dolor se origina por el estrangulamiento de los nervios o vasos sanguíneos que causa isquemia e inflamación secundaria a la dermis profunda. Los síntomas se pueden iniciar como consecuencia de una actividad rigurosa, periodos prolongados en bipedestación es decir de pie, sobrepeso y defectos del colágeno, como se da en la enfermedad de Ehler Danlos.

El dolor varía de intensidad moderada hasta severa, llegado a ser muy incapacitante para el paciente, el cual disminuye con el reposo y la introducción manual de las herniaciones. La mayor parte de las veces se encuentras en los talones en la parte medial y externa o incluso en la planta del pie, aunque también se pueden observar en muñecas.

Pápulas-Piezogénicas-Podálicas-Dolorosas pequeñas hernias de tejido graso que aparecen en la parte lateral y medial del pie cuando se está de pi

El principal diagnóstico y erróneo de las pápulas piezogénicas podálicas dolorosas suele ser la fascitis plantar lo que conlleva a una desesperación del paciente con múltiples tratamientos para la fascitis plantar y todos ellos sin ningún resultado, ya que no se trata de una fascitis plantar, sino de pápulas piezogénicas dolorosas, por lo tanto, otro diagnóstico erróneo de fascitis plantar.

La resonancia magnética y el ultrasonido dinámico puede poner de manifiesto lesiones en la grasa del talón, pero la exploración visual es concluyente, cuando se le ìde al paciente que se ponga de pie y se observa la aparición de bultitos en los talones, que aparecen con la presión y desaparecen al quitarla.

El tratamiento pasa desde medidas conservadoras hasta la quirúrgica, como conservadoras seria la pérdida de peso, evitar periodos prolongados de pie, vendajes específicos, medias de compresión (25.32mmHg) zapato amortiguado, son las primeras líneas de tratamiento.

Como segunda línea de tratamiento seria infiltraciones selectivas con betametasona y bupivacaina y electroacupuntura entre otras. Cuando se fracasa con las terapéuticas conservadoras se deberá pasar a la quirúrgica, la cual consiste en la retirada de las pápulas.