Tratamiento Neurolísis Química aplicado a la Podología

La inyección con alcohol diluido es una técnica que consiste en inyectar la zona lesionada con una solución de alcohol diluida con anestésico local, produciendo una Neurolísis química (destrucción del nervio).

Esta solución se usa para reducir o eliminar el dolor de lesiones nerviosa como neuroma de Morton, lesiones de nervios en cirugía, atrapamientos nerviosos como el síndrome del túnel del tarso, también es usado en cicatrices dolorosas, como los queloides o incluso en hiperqueratosis plantares dolorosas.

El tratamiento consiste en realizar infiltraciones repetidas con un intervalo de 7 a 10 días entre una infiltración y otra, esto se debe a que el tejido nervioso relativamente dinámico pudiendo repararse si hay un intervalo de tiempo mayor a 7-10 días, por lo que si se recupera el nervio se podría fracasar en la neurolísis química buscada, si se cumple esta indicación el resultado suele ser muy exitoso, incluso evitando la cirugía.

El número de infiltraciones suele estar entorno a las 7, pero esta recomendación es cuando la infiltración no se hace con control ecográfico, en Avanfi estas infiltraciones se hacen con control ecográfico, depositando la solución alcohólica en el nervio a tratar, teniendo unos resultado más satisfactorios y con un número de infiltraciones que no supera las cuatro.

Dr. Álvaro Iborra. Neurolísis Química Neuroma Morton
Dr. Álvaro Iborra. Neurolísis Química Neuroma de Morton