Testimonio-Fascitis-Plantar-Alfredo-Esteban

TESTIMONIO: Alfredo Esteban

FASCITIS PLANTAR

Mi nombre es Alfredo Esteban y quería contar mi experiencia personal con la fascitis plantar que he padecido durante 2 años.

Todo empezó con un dolor en el talón y la planta del pie, que si bien, en ese momento era ligero, cada vez se volvía más intenso y, al final, me impedía andar y hacer vida normal.

El diagnostico según el especialista de la Seguridad Social era un espolón calcáneo. Me prescribieron infiltraciones y rehabilitación, tratamiento que no dio ningún resultado.

Por recomendación de un conocido, recurrí a otro especialista en la que en primer lugar me realizaron 4 infiltraciones con ácido hialuronico, al no funcionar estas deciden hacerme 2 infiltraciones con corticoides a continuación plantillas y finalmente como nada funciona, me indicaban cirugía del espolón.

Antes de decidirme por la cirugía indicada, y viendo que el dolor era cada vez más intenso, hasta tal punto que caminaba sin apoyar el talón, era un dolor insoportable… decido pedir una tercera opinión. Por medio de las redes sociales conocí AVANFI. Pedí cita y, ese día, conocí al Doctor Álvaro Iborra.

Después de hacerme una profunda exploración manual asociada con ecografía, y debido al dolor tan intenso que tenía en ese momento el doctor decide también mandarme una resonancia magnética para descartar que no tuviese una fractura de estrés en el hueso calcáneo y recopilar la máxima información para intentar averiguar que ocurría, tras descartar la fractura del calcáneo me comunica que, además del espolón, tengo fascitis plantar, que es lo que me produce ese dolor tan intenso.

El Dr. Iborra me aconseja cirugía ultraminimamente invasiva de la Fascitis Plantar.

Tras esta primera visita, contrastando experiencias anteriores con la opinión del Dr. Iborra y viendo que el dolor incrementaba su intensidad, decido ponerme en sus manos.

El 31 de Mayo de 2.015 los Doctores Iborra y Villanueva me practican la cirugía que duró 20 minutos. La incisión fue mínima, con anestesia local y sin puntos. Salí andando del hospital esa misma mañana con la ayuda de una muleta.

Pasados 20 días deje la muleta y tras unas visitas rutinarias, hoy puedo decir que la fascitis plantar es agua pasada.

Tengo que agradecer el trato recibido por todo el equipo de AVANFI, por su profesionalidad y el cariño recibido, en especial al Dr. Iborra porque su atención familiar unida a la gran especialización en esta técnica tan novedosa y poco invasiva, le convierte en un referente en cirugía.

Gracias por todo Doctor Iborra.

Alfredo Esteban