Testimonio Síndrome del Túnel Tarsiano: Arturo

Hola, soy Arturo de Zaragoza.

En febrero del 2017 tuve la fortuna que me pudiera visitar el Dr. Álvaro Iborra y su equipo.

Estuve un año y medio dando tumbos entre la Seguridad Social y otros médicos, siempre con el mismo diagnóstico erróneo: fascitis plantar, (me trataron con infiltraciones, laser, fisioterapia …)

Mi dolor, que empezó en la planta del pie izquierdo, con ardores, hormigueos e inflamación se fue intensificando día a día y empecé con los mismos síntomas en el otro pie.  Llego un momento en que no podía caminar sin dolor, un dolor insoportable tanto caminando como en reposo, incluso en la cama.

Me daba miedo hasta el levantarme de la cama e intentar caminar. Un día hablando con una amiga nos habló del Dr. Iborra, que a ella le había solucionado su fascitis plantar.

Testimonio-Síndrome-del-Túnel-Tarsiano-Arturo-Bibián-San-Martín

Ya en la primera visita el Dr. Iborra tras examinarme me dijo que mi problema no era fascitis plantar sino síndrome del túnel tarsiano, que lo tenía muy acentuado en el pie izquierdo y estaba empezando en el pie derecho.

La solución era la intervención quirúrgica y que al verse afectados los dos pies lo mejor sería intervenir en los dos a la vez para resolver el problema definitivamente.

Me dijo que la recuperación seria lenta al tener que regenerarse los nervios, que tendría que tener paciencia y que la rehabilitación duraría aproximadamente un año y medio.

Debido al excelente trato que desde un primer momento me presto el Dr. Iborra y la gran confianza que sentí por sus explicaciones, decidí que me operaria lo antes posible.  Siendo en abril del 2017 cuando me operaron.

La intervención fue un viernes, el lunes ya me quito los vendajes de los dos pies, ya podía apoyar y andar.

El dolor ya no era agobiante y fue disminuyendo con el paso del tiempo.

A fecha de hoy, después de 16 meses de la intervención puedo caminar con normalidad y únicamente siento pequeñas molestias que van disminuyendo con el paso de los días.

Explico mi caso por si es de utilidad para alguien que se encuentre en la misma situación que yo sufrí.

Agradecer una vez más al Dr. Álvaro Iborra y a todo el equipo de la Clínica Avanfi, su excelente trato humano y profesionalidad.

Comentario Dr. Iborra: Testimonio Síndrome del Túnel del Tarso

Comentario del Dr. Iborra

Quiero agradecer a Arturo y a todos los pacientes la confianza que depositan en mí, ya que desgraciadamente la patología de nervio periférico es muy complicada de tratar y por parte del paciente en muchas ocasiones requiere de mucha paciencia, la cual, cuando acuden a mi consulta ya la tienen agotada debido a las múltiples visitas que han tenido previamente con otros especialistas, sin obtener un diagnóstico ni un tratamiento.

Arturo acudió a mi consulta después de 2 años de sufrir dolor en ambos pies y un montón de tratamientos realizados para una fascitis plantar… los cuales no fueron efectivos, transmitiéndome desesperación, aburrimiento y una gran resignación, lo cual no me sorprendió, estaba muy limitado y con mucho dolor, pero no solo dolor cuando apoyaba los pies, sino que también refería un dolor lacerante de tipo quemazón y eléctrico en las plantas de los pies, este dolor le estaba consumiendo sin ninguna duda, su cara era de desesperación y sufrimiento.

Después de una larga exploración y diferentes pruebas para identificar cual era el problema, llego a la conclusión de que estábamos frente a una neuropatía compresiva en el pie, el famoso síndrome túnel tarsiano, por lo que le explique detenidamente la patología que estaba sufriendo y la gran dificultad que se nos presentaba, que tendríamos un largo camino y lo viajaríamos juntos con sus dificultades.

Después de la cirugía la cual fue guiada por ecografía y de ambos pies a la vez, Arturo fue un excelente paciente, llevo a raja tabla todas las indicaciones que le dimos y los más importante para depositó su confianza en nosotros, el equipo de Avanfi, y afortunadamente conseguimos ayudarle, y ahora disfruta de lo que más le gusta, caminar y caminar …

Gracias Arturo

En Avanfi no creemos que un avance científico sea real y trascendente si no puede ser transmitido a toda la comunidad médica, o si no puede ser enseñado a los compañeros de profesión, en publicaciones, conferencias y cursos, para su aplicación y beneficio de los pacientes y de otros médicos