Neuroma de Morton

El neuroma de Morton es un dolor del nervio plantar intermetatarsiano, también se conoce como neuroma interdigital plantar. Fue descrito por primera vez en 1845 por Durchaler, podólogo de la reina de Inglaterra y en 1876 Morton, un médico de Filadelfia, amplió la descripción clínica y denominó al cuadro” Neuroma de Morton”.

¿Qué es el Neuroma de Morton?.

El neuroma de Morton es una irritación del nervio acompañada de una fibrosis (engrosamiento) alrededor del nervio. Su localización más frecuente entre el 3º y 4º metatarsiano, aunque a veces también se puede presentar entre el 2º y 3º metatarsiano.

Esta patología es muy frecuente siendo mayor en mujeres que en hombres.

Primer Equipo del Mundo con 13 Técnicas Quirúrgicas Originales Avaladas por la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, AAOS.

Premios Academia Americana de Cirujanos ortopédicos a nuestra CirugÍa Ecoguiada Ultramínimamente Invasiva

La Cirugía Ecoguiada Ultramínimente Invasiva consiste en Operar sin abrir la piel. El Cirujano ve, por debajo de la piel, lo que está haciendo, gracias al Ecógrafo

VÍDEO: NEUROMA DE MORTON

compresión del nervio peroneo superficial por el especialista en podología Doctor Iborra

La etiología del neuroma de Morton es múltiple, describiendo los siguientes:

El uso de zapato de tacón y horma estrecha hace que los metatarsianos se junten y pellizquen el nervio, por este motivo parece que las mujeres padecen más esta lesión que lo hombres, ya que utilizan un zapato que puede favorecer la irritación del nervio.

-La localización más frecuente es entre el 3º y 4º metatarsiano debido a que se mueven más que el resto de los metatarsianos cuando caminamos, pero además el nervio situado en este espacio es más gordo anatómicamente debido a que en ese nivel se van a unir dos nervios, el plantar medial y el plantar lateral, por lo tanto si este nervio es más gordo, ocupa más espacio y es más propenso a lesionarse.

-La retracción de los gemelos, la debilidad de los músculos intrínsecos del pie, una deformidad del pie, ya sea un juanete, dedos en garra y otras, podría predisponer a la formación del neuroma de Morton.

Síntomas o Clínica del Neuroma de Morton.

¿Cómo se si tengo un Neuroma de Morton?

El paciente presenta un dolor quemante, persistente o incluso asociado a calambres en los dedos, con más frecuencia en el 3 y 4 dedo, pero dependerá de la localización del neuroma.

El paciente trasmite que el dolor aumenta cuando camina, teniendo que pararse, quitándose el zapato y masajear el pie, es lo único que alivia el dolor. El dolor es de tipo eléctrico, quemante e irradiado a los dedos, que en muchos casos obliga al paciente a quitarse el zapato y masajearse el pie para que remita el dolor.

Si lleva un zapato de horma estrecha, el dolor tiende a aumentar, si por el contrario el calzado es abierto o muy ancho, como ocurre con el tipo de zapato en verano, el paciente no tiene dolor o es muy leve. Es una pregunta muy frecuente de los pacientes que acuden a mi consulta. ¿por qué en verano no me duelen los pies, aunque vaya en chanclas?.  Y la respuesta es que el calzado abierto, e incluso las chanclas, evitan la compresion de los dedos de los pies. Así, el neuroma no se comprime, minimizando el dolor de manera considerable, hasta un puto en el que el paciente piensa que se le ha curado en neuroma de Morton.  Pero en cuanto vuelve el invierno y se calza zapato cerrado, vuelven a aparecer los síntomas.

Doctor Iborra, podólogo especialista en lesiones del nervio periférico de tobillo y pie y Neuroma de Morton
Doctor Iborra, podólogo especialista en lesiones del nervio periférico de tobillo y pie y Neuroma de Morton

Diagnóstico del Neuroma de Morton.

Para el diagnóstico del neuroma de Morton lo más importante es escuchar al paciente; pero disponemos de diferentes test para valorar la posible existencia de la lesión, siendo los siguientes:

  • Test de flexión dorsal forzada, puede ocasionar dolor.
  • Test de compresión, realiza la compresión transversal de los metatarsianos, produciéndose dolor y en ocasiones un chasquido.
  • Test de compresión entre el pulgar y el índice de la mano.
  • Test de Turk, consiste en hacer una compresión neumática entre la presión sistólica y diastólica del paciente, situándose la compresión a la altura del tobillo de más de un minuto, si es positivo aparecerá dolor o parestesias en los dedos que corresponde al nervio lesionado.

En la actualidad con las prueba de imagen que disponemos ya sea la resonancia magnética o ecografía de alta resolución si podemos ver un neuroma de Morton, por lo que, si no se observa el neuroma de Morton en la resonancia magnética o ecografía, a priori no lo padece. Es muy probable que tenga otra patología que podría confundirse, como es una neuropatía compresiva del nervio interdigital, una rotura de la placa plantar, metatarsalgiaheloma interdigital, entre otras.

La ecografía es una prueba muy fiable en manos expertas, pero también depende de la calidad del ecógrafo, existe ecógrafo de calidad muy baja y ecógrafos de alta calidad de imagen, por lo que si no se ve el neuroma de Morton en la ecografía podría deberse a 3 causas:

-Ecógrafo de baja resolución

-Profesional con poca experiencia en el diagnóstico del neuroma de Morton.

-O que realmente no exista el neuroma de Morton y el dolor sea por otra lesión.

Test de compresión para el diagnóstico del Neuroma de Morton
Test de compresión entre el pulgar y el índice de la mano para el diagnóstico del Neuroma de Morton
Test de Turk para el diagnóstico del Neuroma de Morton

Diagnóstico por Imágen del Neuroma.

La ecografía y la resonancia son las pruebas más utilizadas, pero en ocasiones no se aprecia elneuroma de Morton, ya que no está engrosado pero sin embargo esta irritado y duele.

En nuestro caso la ecografía nos puede aportar más que la resonancia magnética debido a que si tenemos dudas, hacemos ecografía en el pie sano y comparamos, en ocasiones es un neuroma muy sutil que si no tuviésemos la oportunidad de hacer ecografía comparativa con el lado sano, pasaría desapercibido, como ocurre en la mayoría de los casos con la resonancia magnética.

Otra ventaja de la ecografía es que podemos realizar los test anteriormente descritos mientras observamos el neuroma con la ecografía, de esta manera vemos el comportamiento del nervio entre los huesos metatarsianos, a este tipo de estudio se le denomina ecografía dinámica.

En ocasiones cuando puede haber confusión diagnóstica, se realiza un bloqueo anestésico con control ecográfico, es decir viendo con la ecografía se deposita una pequeña cantidad de anestésico local en el nervio, si el dolor desaparece, no hay duda que estaremos antes un neuroma de Morton.

¿Si no tengo neuroma de Morton, que lesión puedo tener?

El diagnóstico diferencial es muy importante, ya que un neuroma de Morton se puede confundir con la lesión del plato glenoideo o placa plantar, (ver: lesión descrita en esta web) , o con otro tipo de metatarsalgias, la presencia de callosidades en el centro del pie puede ayudarnos a orientar el diagnóstico hacia una metatarsalgia mecánica, pero es muy frecuente encontrar ambas lesiones, es decir pueden coexistir el neuroma de Morton y la metatarsalgia o rotura del plato glenoideo.

Por este motivo es muy importante hacer un buen diagnóstico, para poder hacer un tratamiento lo más acertado posible.

¿Cómo se Trata el Neuroma de Morton?.

No hay un tratamiento para una patología, sino un tratamiento para un paciente que padece una patología, y este concepto que para mi es muy importante, es el causante de que el tratamiento varíe de un paciente a otro.

La morfología del pie, el zapato que tenga que usar el paciente por motivo laborales y otros, enfermedades asociadas, etc. pueden influir en la decisión del tratamiento.

Los tratamientos no quirúrgicos más utilizados son la infiltración con corticoides, con alcohol, radiofrecuencia y plantillas personalizadas, dentro de los tratamientos quirúrgicos la descompresión del neuroma de Morton o incluso la neurectomia, es decir la extirpación del neuroma de Morton.

El tratamiento se dividirá según evolución y tratamiento previos realizados.

– El tratamiento inicial del Neuroma de Morton será eliminar la sobrecarga mecánica, utilizando un calzado adecuado, con una horma y pala del zapato más ancho en la zona de los dedos, evitando así la compresión también será recomendable limitar el uso de tacón.

– El uso de las plantillas ortopédicas para el tratamiento del neuroma de Morton suele ser insuficiente. Cuando coexista neuroma y metatarsalgia, las plantilla pueden ser efectivas.
Lamentablemente, el neuroma de Morton es una engrosamiento fibroso del nervio que ninguna terapia que no sea la cirugía puede resolver este engrosamiento.
Mi experiencia con los pacientes que acuden a mi consulta es que cuando existe un neuroma de Morton y ninguna otra patología asociada como la metatarsalgia, las plantillas no funcionan o incluso aumentan el dolor.
Esto se debe a que la plantilla ocupa espacio dentro del zapato y el pie se encuentra mas apretado y, por lo tanto, esta compresión irrita el neuroma de Morton, provocando más dolor.
Pero como siempre digo, en medicina siempre hay excepciones y seguro que algún paciente las plantillas le ayudaron con su neuroma de Morton.

El tratamiento de fisioterapia ira enfocado a aliviar los síntomas y a reequilibrar la musculatura del pie, pudiendo ser muy efectivo este tratamiento en combinación con otros.
La fisioterapia en el neuroma de Morton puede ser una terapia de mucha ayuda en estadios de inflamación aguda, mediante técnicas antinflamatorias como el ultrasonido, masaje, movilizaciones, indiba, entre otras, siempre buscan el objetivo de desinflamar.

Tratamiento intermedio del Neuroma de Morton, se realizará cuando se haya fracaso con el tratamiento inicial, consistiendo este en técnica para quitar sensibilidad dolorosa al nervio.
A esto se le denomina neuroatrofia y las técnicas utilizadas son la neurolísis química, neurolísis eléctrica (radiofrecuencia) e infiltraciones con colágeno. Estas técnicas son muy efectivas y son convenientes realizarlas bajo control ecográfico para que sean efectivas.

Tratamiento Quirúrgico del Neuroma de Morton.

El tratamiento quirúrgico se realiza cuando fracasa el tratamiento conservador y habiendo descartado otras causas de metatarsalgias, entonces estará indicada la cirugía.

La operación o cirugía del neuroma de Morton consiste en hacer una resección del ligamento intermetatarsal y la exéresis del neuroma interdigital.

Hay cirujanos que solo realizan la resección del ligamento, obteniendo los mismo resultados que asociándolo a la exéresis del neuroma de Morton, y evitando dejar sin sensibilidad a los dedos.

Los resultados publicados son similares.

cirugía abierta del Neuroma de Morton

Cirugía Abierta del Neuroma.

Cirugía convencional o abierta del Neuroma de Morton, se realiza una incisión de 3-4 cm en el dorso del pie.

Esta cirugía requiere de isquemia, dar puntos y baja laboral. La incorporación deportiva se retrasa a los 2 meses aproximadamente. Entre sus complicaciones, la operación abierta puede dejar sin sensibilidad los dedos y/o hacer adherencias y fibrosis en la zona de disección quirúrgica.

Cirugía Ecoguiada del Neuroma de Morton.

Cirugía guiada por ecografía del Neuroma de Morton, se realiza una incisión de 1-2 milímetros a nivel interdigital, no requiere isquemia y se lleva a cabo con control ecográfico.

No se dan puntos, (si puntos de papel), se hace en régimen ambulatorio y el paciente se va del hospital caminando por su propio pie, siendo la cicatriz casi imperceptible.

cirugía ecoguiada del Neuroma de Morton

¿Sigues con Dolor después de Operarte del Neuroma de Morton?.

Si eres uno de los pacientes que se ha sometido a una cirugía de neuroma de Morton y persiste el dolor después de la cirugía; pueden ocurrir varias cosas.

1.- Una de ellas, y que es frecuente, es que conviva el Neuroma con otra patología; como la metatarsalgia. La metatarsalgia es un dolor en la almohadilla debajo de los metatarsianos que se puede confundir a veces con el dolor que provoca el neuroma de Morton.

2.- A veces ocurre que, a pesar de haber realizado una exéresis; es decir, se ha realizado un tratamiento del neuroma de morton mediante cirugía, el extremo del nervio que se unía con el neuroma de morton, se vuelve a reparar (como ocurre con los rabos de las lagartijas), creciendo un muñón que se llama Muñón de Neuroma.

Esta es una de las complicaciones que pueden ocurrir tras una neurotomía. Cuando esto ocurre, hay que reintervenir porque es muy doloroso e invalidante y es importante que acuda a un especialista en nervio periférico.

Neuroma de Morton

Preguntas Frecuentes de Pacientes con Neuroma de Morton.

¿Cuál es el tratamiento mas efectivo para el neuroma de Morton?.

No me puedo operar el neuroma de Morton porque no puedo pedirme una baja ahora…

En muchas ocasiones el neuroma de Morton no es candidato a ser intervenido quirúrgicamente, pudiendo evitar la cirugía mediante una técnica que se denomina radiofrecuencia, la cual mediante anestesia local del neuroma de Morton y la ayuda del ecógrafo, pinchamos el Neuroma de Morton y esta aguja se conectara a un equipo de radiofrecuencia, el cual realizara un ablación del neuroma de Morton, es decir provocara una lesión del nervio dejándole sin sensibilidad, como si de una endodoncia se tratara.

Es una técnica que se realiza en la consulta, no requiere baja laboral y los resultados rondan el 85% de buenos resultados.

Ver cirugía ecoguiada del Neuroma de Morton 

Si me realizan radiofrecuencia para el neuroma de Morton, ¿ya no me podrían operar después?.

No. Si se somete a la radiofrecuencia para el neuroma de Morton y el resultado fuera insatisfactorio, la previa aplicación de la radiofrecuencia no condicionaría en ningún aspecto la realización de una intervención quirúrgica posterior.

¿Tiene alguna complicación la cirugía?

Cualquier cirugía aunque se menor, no esta exenta de complicaciones. La cirugía de extirpación el neuroma de Morton se realiza de manera muy frecuente en todo el mundo y las complicaciones son muy reducidas, pero, efectivamente, se puede tener una complicación que puede afectar a su pie de manera notable, con la formación de un verdadero neuroma, lo que llamamos muñón de neuroma. Este muñón se forma en el extremo del nervio que se ha seccionado y es muy doloroso, y normalmente requiere de una cirugía de rescate muy especializada.

Tampoco se pierde movilidad con la pérdida del nervio. No se trata de un nervio motor. Es decir, su función no es que funciones ningún musculo, pero si es un nervio sensitivo que da sensibilidad a los dedos (normalmente el 3 y 4 dedo). Esta perdida de sensibilidad no tiene ninguna consecuencia en la vida diaria ni a largo plazo.

¿Puede reproducirse el Neuroma de Morton.

No se ha reproducido el neuroma de Morton, lo que ha ocurrido es que el nervio que seccionaron para quitar el neuroma de Morton, ha crecido en su extremo formándose un muñón de neuroma, pero esto no significa que se reprodujera el neuroma de Morton, sino que es una complicación que puede ocurrir cuando se secciona un nervio. El muñón de neuroma de Morton puede tardar en formarse hasta 12 meses, ya que, como comete anteriormente, es un crecimiento del nervio seccionado.

Me han operado de neuroma de Morton y sigo con el mismo dolor que antes. ¿Qué me ocurre?.

La patología del neuroma de Morton se puede confundir con otras patologías como, por ejemplo, la metatarsalgia o incluso convivir ambas patologías. Que le hayan operado de un neuroma de Morton y persista el dolor porque también tenga una metatarsalgia u otra patología que pudo confundir a su doctor.