Enfermedad de Müller Weiss

¿Qué es la Enfermedad de Müller Weiss?.

La enfermedad de Müller-Weiss (EMW) es una patología compleja del pie de origen desconocido, que se manifiesta por dolor en el pie, en la que el escafoides, un hueso que forma parte del pie, se encuentra deformado.

Si bien la Enfermedad de Müller Weiss, como hemos dicho, es de origen desconocido, la hipótesis más sólida en la actualidad es que el escafoides pierde o falla su aporte sanguíneo. La falta de aporte sanguíneo provoca su muerte y, como consecuencia, se deforma.

También se piensa que se debe a sobrecargas y estas causan microfracturas, e incluso se hace referencia a que existe una alteración de la osificación del hueso y la alteración de las cargas, es decir una mala pisada o biomecánica del pie provoca un fallo en su vascularización.

Por lo tanto, se asocia el origen de la enfermedad de Müller-Weiss a las siguientes hipótesis:

  • Fallo de vascularización del hueso, es decir osteonecrosis.
  • Sobrecargas mecánicas que causas microfracturas.
  • Alteración en la osificación del escafoides y la distribución anormal de las presiones sobre este.

El escafoides tarsiano es un hueso que forma parte de la columna medial del pie y es de vital importancia en los arcos longitudinal- medial y transverso del pie.  El escafoides se articula con el hueso Astrágalo y con los huesos llamados primera, segunda y tercera cuña.

El escafoides es un hueso en el que se insertan múltiples estructuras tendinosas y ligamentosas, como el tendón tibial posterior entre otros, por lo tanto, se pude afirmar que el hueso escafoides es de vital importancia en el funcionamiento del pie.

Durante la biomecánica del pie, el hueso escafoides recibe compresiones muy altas que provienen del retropié y del antepié, las cuales, cuando el hueso escafoides tiene un fallo en su vascularización, osificación y presiones desviadas por un pie con una pisada o morfología alterada, pueden derivar en la enfermedad de Müller-Weiss.

Lesiones del pie, fractura del escafoides

Vascularización del pie

Tratamiento de la Enfermedad de Müller Weiss

Compresión del escafoides

Síntomas de la Enfermedad de Müller Weiss.

Los síntomas de enfermedad de Müller Weiss son:

  • Dolor en el pie, zona dorsomedial.
  • Movilidad puede estar disminuida
  • En estadios avanzados de la enfermedad puede existir un dolor muy incapacitante.

Diagnóstico de la Enfermedad de Müller Weiss.

Unas radiografías en carga y la exploración puede ser suficientes, aunque en ocasiones se requiere de una resonancia magnética e incluso TAC.

La imagen radiológica típica de la enfermedad de Müller-Weiss es el escafoides con forma de coma, esto se debe al colapso de la parte lateral del hueso.

Existen 5 estadios radiológicos según evolución de la enfermedad, en los cuales el escafoides estará cada vez más dañado llegando al fracturarse, provocando una pérdida del arco medial, es decir aplanándose el pie.

Tratamiento para curar la Enfermedad de Müller Weiss

¿Se Cura la Enfermedad de Müller-Weiss?.

La enfermedad de Müller Weiss se puede curar, pero depende mucho de su estadio de evolución.
El diagnóstico precoz será muy importante para que el pronóstico de la enfermedad sea lo más favorable, es necesario hacer un diagnóstico rápido, preciso y así poder aplicar tratamientos no quirúrgicos como:

  • Analgésicos
  • Infiltraciones locales
  • Ortesis/ plantilla a medida de descarga de la cabeza del metatarsiano
  • Descarga parcial o total del pie para evitar colapso óseo y por lo tanto deformidad del hueso.

Por lo tanto, podemos decir que afortunadamente, la enfermedad de Müller Weiss se puede curar en fases iniciales, ya que es una falta de aporte sanguíneo del hueso escafoides y esto provoca un infarto y, por lo tanto, una muerte o necrosis temporal del hueso. Esta necrosis es la que provoca una deformidad del hueso, que, normalmente, es en la zona externa del hueso, esto se debe a las cargas que sufre durante las fases de la marcha.

Cuando se produce una deformidad esta ya no es reversible. La deformidad que provoca la  enfermedad de Müller Weiss no se cura en estados avanzados. Podemos decir que no se cura la deformidad, pero esto no quiere decir que los síntomas propios de la enfermedad no se puedan eliminar.

Por este motivo, como decíamos al principio, es importante hacer un diagnóstico rápido y preciso para actuar y que la patología evolucione de manera controlada y con la menor deformidad articular posible, este concepto es fundamental para que el futuro del pie sea el más favorable.

Tratamiento de la Enfermedad de Müller Weiss.

El tratamiento de la enfermedad de Müller Weiss dependerá básicamente de los síntomas y estadio de la enfermedad, para lo cual será importante hacer un diagnóstico lo más rápido y fiable posible, para lo cual se requiere de radiografías y resonancia magnética, y en ocasiones de un TAC.

Como en toda patología o lesión, se deberá optar como primera elección por el tratamiento conservador de la enfermedad de Müller Weiss, con fisioterapia, ortesis plantares a medida, medidas antinflamatorias, como las aplicadas a Rafa Nadal que consiguió con éstas retomar su actividad llegando a ganar múltiples campeonatos.

Aunque el tratamiento conservador sea la primera opción, se deberá de realizar un tratamiento de la enfermedad de Müller Weiss de manera individualizada a cada paciente.

Como hemos dicho, de manera general, se usaran plantillas a medida para descargar el hueso escafoides de manera muy selectiva, en ocasiones también se requiere de tratamiento con fisioterapia, como es la magnetoterapia, e incluso en fases más sintomáticas o en fase evolucionada terapias biológicas, como las células madre o plasma rico en plaquetas, para revascularizar el hueso, e intentar frenar la enfermedad y por lo tanto su deformidad.

Pero cuando el tratamiento conservador fracasa o no es suficiente, o la enfermedad está en una fase muy evolucionada, habremos de recurrir al tratamiento quirúrgico de la enfermedad de Müller-Weiss. En este caso, habremos de evaluar también el grado de deformidad y donde se localice el dolor, estructura anatómica del pie y edad del paciente entre otros factores.

El objetivo de las técnicas quirúrgicas será el de aliviar o eliminar el dolor y corregir la deformidad de Müller Weiss.

Las técnicas más empleadas son:

-Artrodesis talonavicular (fusión ósea del astrágalo y el escafoides)
-Fijación interna del escafoides
-Artrodesis talo-navicular-cuneana
-Triple artrodesis
-Alargamiento de la columna lateral (osteotomía de Evans)
– Osteotomía valguizante de calcáneo

Con estos procedimientos se suelen asociar otros gestos quirúrgicos como el alargamiento del tendón de Aquiles.

Tratamiento con Plantillas para la Enfermedad de Müller-Weiss.

El tratamiento con plantillas de la Enfermedad de Müller Weiss es un tratamiento conservador de la patología que se puede aplicar en las primeras fases tras su diagnóstico.

Las plantillas son un elemento muy importante dentro del tratamiento de esta enfermedad, ya que con la plantilla se va a disminuir la carga sobre el hueso escafoides, minimizando la carga que pueda provocar un colapso del hueso y por tanto su deformidad.

Las ortesis plantares para la enfermedad de Müller Weiss han de ser a medida, es decir se realizará un molde preciso del pie y sobre este se elabora una plantilla con elementos precisos y selectivos que favorecerán la recuperación.

¿Tendré Secuelas de la Enfermedad de Müller-Weiss?.

Las consecuencias de padecer o haber padecido una enfermedad de Müller-Weiss dependerán de la deformidad que tenga el hueso del escafoides, y está deformidad estará muy relacionada con la rapidez en la que diagnostico la patología, cuanto antes se diagnostique la deformidad el pronóstico será más favorable.

Las secuelas de haber padecido un Müller-Weiss, pueden ser artrosis, dolor en el seno tarsiano, incapacidad para caminar o estar de pie, estas secuelas dependerán mucho de la deformidad del escafoides, la cual ira repercutiendo en la estructura del pie a largo plazo, desencadenando patologías asociadas y alteración biomecánicas, las cuales dependerán también de la actividad laboral o deportiva del paciente.

Se deberá hacer un seguimiento, que estará en función de la actividad laboral o deportiva del paciente. Se realizará un control del hueso, observando que no empeora su deformidad, para lo cual el uso de ortesis plantar será imprescindible y la revisión de estas de manera anual.

El Escafoides del Pie y la Enfermedad de Müller-Weiss.

El escafoides es un hueso que está tanto en la mano como en el pie. El escafoides del pie se denomina tarsiano o navicular y el hueso de la mano se denomina carpiano, haciendo referencia al escafoides tarsiano. Es decir en el pie, es un hueso que se articula con el astrágalo y con la primera segunda y tercera cuña, todos ellos huesos.

En el escafoides tarsiano se insertan tendones y ligamentos muy importantes, como el tendón tibial posterior o el ligamento de Spring, por lo que el hueso escafoides del pie es de vital importancia en la estructura ósea del pie.

El escafoides se puede lesionar provocando mucho dolor, las patologías más frecuentes son:

  • Fractura por estrés/ edema óseo
  • Escafoides accesorio/ cornuato
  • Enfermedad de Müller- Weiss

¿Como se Cura la Osteonecrosis del Escafoides del Pie?. 

La osteonecrosis del escafoides del pie, en la mayoría de los casos, se cura con tratamiento conservador, lo que no se cura es la deformidad que se instaure debido a la enfermedad, para los síntomas nos ayudara la descarga parcial incluyendo ortesis plantar a medida, fisioterapia como la magnetoterapia e incluso aporte de suplementos como la vitamina D, calcio, etc.

En ocasiones cuando la vascularización no se resuelve, es necesario realizar aplicar terapias biológicas como las células madre, injertos óseos inyectables para revascularizar el hueso y por lo tanto curar la enfermedad.

En algunas ocasiones requiere de tratamiento quirúrgico, pero este suele ser en fases más avanzadas.

Müller-Weiss, la enfermedad que casi retira a Rafa Nadal de la competición en el año 2005.

Rafael Nadal en el 2005 sufrió una lesión en su pie izquierdo llamada Müller -Weiss que casi le retira de la alta competición, una patología que se produce en el pie.

El pronostico de los doctores que visitó no era muy esperanzador pero finalmente con unas plantillas a medida consiguió volver a jugar.

 

Síntomas de la Enfermedad de Müller Weiss