Corrección de la Deformidad de los Dedos en Garra.

Caso Clínico de Paciente. Corrección de la Deformidad de los Dedos en Garra.

Un mal manejo de la deformidad puede ocasionar graves problemas, la cirugía es un tratamiento efectivo y definitivo.

Este caso que os presento es de un paciente de 85 años que acude a mi consulta debido a que la duele mucho la zona dorsal del 2 dedo. También el juanete, pero el dolor en el segundo dedo es terrible, debido a que este le roza con el zapato y ya no podía casi ni calzarse. Ya ya no solo la dolía con el roce del zapato, sino que, incluso descalza, tenía mucho dolor y esto fue un signo de alarma.

El paciente me comenta que lleva varios meses con tratamiento antibiótico y visita a diferentes especialistas con tratamientos de eliminación de callosidad, antibiótico vía tópica (pomada) y vía oral. Mejoraba pero, cuando se suspendía el antibiótico, de nuevo volvía a producirse el dolor e inflamación.

El aspecto del pie en la primera visita fue alarmante. El dedo tenía signos y síntomas de infección. El dedo estaba rojo, caliente, y con dolor que no cedía con analgésicos. Es decir, nos enfrentábamos a una deformidad de dedos en garra que cursaba con infección.

Imagenes de la Corrección de la Deformidad de los Dedos en Garra

Como primera medida fue poner antibiótico vía oral para controlar la infección. ¡Tuvimos suerte!. El antibiótico elegido actuó y conseguimos controlar la infección, para posteriormente, a los 15 días, llevar a cabo la cirugía.

En este caso en concreto la cirugía programada fue corregir la deformidad en garra del segundo dedo, pero el juanete tenia que ser intervenido también, ya que para conseguir un buen resultado en el dedo en garra debíamos corregir la deformidad del juanete ya que este empuja al segundo dedo y favorece que este se eleve y se deforme (dedo en garra).

La cirugía realizada en este caso fue una cirugía mixta, cirugía mínimamente invasiva del juanete, para la cual con incisiones de 3-4 milímetros se corrigió la deformidad, pero el dedo en garra, debido al proceso infeccioso que había tenido en estos meses, se decidió realiza cirugía abierta y revisar si la infección estaba bien resuelta y sanear el hueso, tendón e incluso la piel tan dañada.

Imagenes de la Corrección de la Deformidad de los Dedos en Garra

Revisión a los 7 días. El paciente no tiene dolor, se observa hematoma y leve inflamación que cederá en las próximas semanas. Corrección de la deformidad de los dedos en garra y juanete conseguida.

nos enfrentábamos a una deformidad de dedos en garra que cursaba con infección.

Revisión a los 45 días. El paciente no tiene dolor, se puede calzar cualquier zapato.

Los resultados han sido muy buenos y afortunadamente la infección no penetró en hueso, lo que si hubiera ocurrido podía haber complicado el posoperatorio y los resultados.

La conclusión de este caso clínico que las deformidades de los dedos en garra son muy frecuentes en la consulta del podólogo y, muchas veces, el tratamiento conservador, con siliconas, etc. no es efectivo. Estas deformidades deben recibir tratamiento quirúrgico, ya que en muchas ocasiones por evitarle al paciente una cirugía podemos tener complicaciones muy graves y, como se observa en este caso, y suele ser lo habitual, los resultados de este tipo de patología en manos expertas son muy buenos.

VÍDEO: DEDOS EN GARRA