PODOLOGÍA PIONERA

TUMOR GLOMICO

El tumor glómico fue descrito por primera vez por Wood en 1812, siendo Masson quien le dio su nombre en 1924. Se trata de un tumor vascular benigno raro derivado del cuerpo glómico neuromioarterial. Clínicamente se caracteriza por la tríada de sensibilidad al frío, dolor paroxístico intenso y localización exquisita del punto doloroso. Aproximadamente el 80% de las lesiones se localiza en la extremidad superior y, de estas, la mayoría se sitúa en la zona subungueal.

 

Entre el 25 al 75 % de estos se localiza en la zona subungueal, y es más frecuente en mujeres, siendo otras localizaciones más comunes en varones.

Aunque la causa de los tumores glómicos es desconocida. No es raro que los pacientes relacionen la aparición de la lesión con un traumatismo previo en esa localización, pero no se ha podido comprobar la relación causal.

Cuando son tumores únicos la apariencia macroscópica es la de una tumoración pequeña de 0,1 a 0,3cm de diámetro (puede llegar hasta 3cm), encapsulada de color gris-rojizo.

 

Tumor-Glomico Dr. Alvaro Iborra

TRATAMIENTO

TUMOR GLOMICO

El tratamiento del tumor glomico de elección es la extirpación quirúrgica completa del tumor que supone su curación.  El tiempo de recuperación suele ser de 2 a 4 semanas, pero en ocasiones el dolor tarda meses en desaparecer.

Tumor-Glomico Dr. Alvaro Iborra
Tumor-Glomico Dr. Alvaro Iborra

Avulsión de lámina ungueal y extirpación del tumor glómico.

Las posibles complicaciones quirúrgicas descritas son:

En el 5-15 % de los casos puede volver a aparecer e tumor. La recurrencia del dolor puede aparecer tras semanas o retrasarse durante años.

La distrofia ungueal, que ocurre cuando existe un daño en la matriz ungueal.