PODOLOGÍA DEPORTIVA

HELOMA INTERDIGITAL - OJO DE GALLO

El heloma interdigital se denomina vulgarmente ojo de gallo, es un callo que se forma entre los dedos de los pies. Es muy doloroso debido a que se produce de dentro hacia afuera, es decir, se origina por la fricción entre los huesos de ambos dedos, esto produce un dolor muy agudo y limitante.

CAUSAS U ORÍGENES

HELOMA INTERDIGITAL - OJO DE GALLO

La formación de este heloma se debe a dos factores:

  1. Calzado de puntera estrecha.
  2. Prominencia ósea, lo que hace que roce un hueso contra el otro y se forme el callo.
Dr.-Iborra.-Heloma-u-Ojo-de-Gallo-1

DIAGNÓSTICO

HELOMA INTERDIGITAL - OJO DE GALLO

El diagnóstico es muy sencillo ya que por el aspecto del heloma y su ubicación se hará un diagnóstico de presunción en dirección al callo interdigital.

Pero para confirmar el diagnóstico se deberá realizar una radiografía en carga y, si puede ser, con el zapato habitual para observar si existe una prominencia ósea que esté produciendo esta lesión.

En la imágen inferior: Heloma interdigital (ojo de gallo) pie derecho, se puede observar como rozan los huesos de los dedos del pie derecho, sin embargo en el pie izquierdo no rozan.

Dr.-Iborra.-Heloma-u-Ojo-de-Gallo-1

TRATAMIENTO Y CIRUGÍA

HELOMA INTERDIGITAL - OJO DE GALLO

El tratamiento de esta patología se basa es eliminar el heloma y quitar el roce de un dedo contra otro con el uso de siliconas y uso de zapato de horma ancha; pero este tratamiento no suele ser definitivo ya que el origen es la prominencia ósea, es decir un pico de hueso. Por lo tanto el tratamiento definitivo será la resección de este pico o prominencia ósea mediante cirugía menor.

¿Cómo será la cirugía?

Tras el examen minuciosos en la radiografía, se determinara la técnica quirúrgica más adecuada, ya que en ocasiones el heloma interdigital va asociado a una deformidad articular u ósea.

El tratamiento más habitual consistirá en realizar una resección parcial del hueso o huesos que rozan. Este tipo de cirugía es muy sencilla, pudiéndose realizar por cirugía percutánea o mal denominado cirugía laser. Con una incisión de 2-3 milímetros y una fresa de hueso se procede a limar el hueso y así eliminar el roce y, por lo tanto, nunca más saldrá el heloma interdigital u ojo de gallo.

Este tipo de cirugía se realiza de manera ambulatoria. No requiere de ingreso hospitalario y el paciente sale caminado por su propio pie.

La recuperación total será a las 2-3 semanas y no requiere de ningún tipo de rehabilitación.