TESTIMONIO CARLOS MARTÍNEZ: SÍNDROME DEL TÚNEL DEL TARSO

Empecé con molestias en el pie izquierdo durante el verano de 2015. Fui diagnosticado erróneamente de “Fascitis Plantar” y “Tendinitis Aquílea”, por lo que estuve unos 3 meses en rehabilitación por sociedad médica (tens y masaje) y también de forma particular (onda de choque y masaje). Los tratamientos no fueros satisfactorios.

ANTECEDENTES: SÍNDROME DEL TÚNEL DEL TARSO

A los 5 meses de empezar a doler el pie izquierdo empieza a doler de forma puntual el pie derecho, el dolor es muy parecido y me temía lo peor, también el pie derecho…

Según pasaba el tiempo cada vez me encontraba más limitado llegando a un punto, en Febrero de 2016, en el que tenía problemas para caminar, conducir e incluso para estar un periodo de tiempo corto de pie. Lógicamente tuve que abandonar cualquier actividad física. Algunos días me levantaba directamente ya con dolor y otros iba empeorando a lo largo del día, especialmente los días en los que cogía un atasco con el coche. El dolor fue evolucionando en un primer momento desde la planta del pie al tendón de Aquiles para situarse principalmente en el talón en la fase más aguda de la patología.

Acudí a la clínica Avanfi, y el Dr. Álvaro Iborra me dijo que no tenía fascitis plantar sino los nervio del pie atrapados, lo que denominó como síndrome del túnel del tarso. Me resultó algo confuso ya que hasta aquí me diagnosticaron y trataron de fascitis plantar, pero estaba tan desesperado que desde el primer momento tuve la confianza depositada en el doctor y estaba dispuesto a hacer lo que me dijese.

Y después de una larga entrevista en la cual me explicó mi patología y su complejidad, finalizó su explicación diciéndome: “Carlos, es necesario realizarte un cirugía. Cuanto más tiempo estés en esta situación más difícil será conseguir tu recuperación y del pie derecho no te preocupes, operando el pie izquierdo el derecho se solucionara solo”

CIRUGÍA: SÍNDROME DEL TÚNEL DEL TARSO

Tanto la operación como el postoperatorio transcurrieron con total normalidad con el seguimiento y apoyo continuo del Dr. Iborra y su compañero Dr. Villanueva. A los 3 días caminaba distancias cercanas sin muletas y me pude reincorporar al trabajo sin impedimentos.

MI REALIDAD ACTUAL: SÍNDROME DEL TÚNEL DEL TARSO

Actualmente no han pasado todavía 5 meses desde la operación y estoy muy cerca de la completa recuperación. Puedo decir que, por fin, estoy haciendo vida normal. Puedo andar, conducir y he retomado mi actividad física (correr y montar en bici). De hecho este año, durante las vacaciones de verano en Chicago, Washington y Nueva York, he andado diariamente unos 15 kms y no he encontrado ningún tipo de impedimento en los pies para moverme.

Según mi experiencia tengo claro que me volvería a operar si fuera necesario, más con la profesionalidad y la tecnología con las que trabaja el Instituto Avanfi. Solo me queda agradecer desde aquí su dedicación y apoyo a los Dres. Iborra y Villanueva. Os dejo una foto del viaje!

Carlos Martínez