Caso Clinico complejo Dolor-Neuropatico

DOLOR NEUROPÁTICO

CASOS CLÍNICOS COMPLEJOS

Doctor vengo a que me ampute el pie, NO puedo más con este dolor

Paciente varón que acude a mi consulta con dolor en el pie izquierdo y lo primero que me dice es que viene para que le apunte el pie, unas palabras muy duras y que ninguna persona diría sin previamente haberlo pensado muy mucho…

La historia de este paciente comenzó en año 1997 cuando en un accidente de tráfico se destroza el tobillo y pie izquierdo, pero debido a la situación del mismo no deciden operarle, y es en el año 2015 cuando le realizan la intervención quirúrgica, una triple artrodesis, la cual consiste en fusionar 3 articulaciones del pie, como se aprecia en la radiografía.

 

Caso Clinico complejo Dolor-Neuropatico

La cirugía ha sido todo un éxito en lo que a las articulaciones se refiere, el problema es que algo ocurrió, el paciente desde ese momento tiene un dolor muy intenso, en la zona del arco y primer dedo del pie en su región plantar, el paciente lo describe como si el pie le quemase e incluso tiene dolor tipo eléctrico, un dolor que no cede ni se alivia con ningún medicamento.

En estos dos años desde la cirugía de la triple artrodesis el paciente ha tenido un calvario de visitas a muchos especialistas, incluso fue derivado a la unidad del dolor, en la cual le aplicaron radiofrecuencia, una radiofrecuencia que a mi parecer muy bien indicada pero poco precisa, ya que el paciente refiere un dolor en un nervio que se denomina plantar medial, el cual es una bifurcación del nervio tibial posterior, para que la radiofrecuencia tenga un mínimo grado de satisfacción debería de haberse realizado sobre este nervio(nervio plantar medial). Sin embargo, le realizaron 6 sesiones de radiofrecuencia sobre el nervio tibial posterior, lo que no fue satisfactorio. No mejoro absolutamente nada.

Tras la exploración, llego a la misma conclusión que otros médicos que había visitado: tiene un dolor neuropático debido a la cirugía. Es decir, en la cirugía se dañó el nervio plantar medial, lo que está ocasionando que tenga un dolor de características eléctricas y en forma de quemazón.

Fue difícil enfrentarme a este paciente, debido a todo el sufrimiento que llevaba a sus espaldas en estos 2 años.

Lo primero que hice fue explicarle como veía su caso y cuáles serían las fases de tratamiento; evidentemente descartando la amputación.
El primer tratamiento que le ofrezco es realizar una sesión de radiofrecuencia  y esto fue difícil porque en la unidad del dolor le habían realizado ya 6 sesiones de radiofrecuencia sin ningún resultado; pero le explique que a mi modo de ver no habían sido realizadas con precisión y que me diera una oportunidad. Yo se la aplicaría sobre el nervio dañado con una precisión milimétrica gracias a la ayuda de la ecografía, y si esta fracasaba, en 2 meses le podría plantear posiblemente una neurotomía de ese nervio, es decir cortar el nervio para que no sintiera ese dolor. Pero esto habría que valorarlo según resultados de la radiofrecuencia.

Y como siempre digo, sin la confianza de los pacientes la medicina no podría ser posible. En este caso, el paciente a pesar de todo lo que había pasado decide darme un voto de confianza y le realizo una radiofrecuencia guiada por ecografía sobre el nervio plantar medial el que le está ocasionando ese dolor tan terrible.

A la semana de aplicarle la radiofrecuencia, el paciente mejora muchísimo, está muy contento los resultado esta vez han sido visibles, aunque le digo que debemos de ser cautos y seguir observando y a esto me contesta, doctor no sé cómo acabara pero me has abierto una luz de esperanza.

En este momento seguimos observando la sintomatología pero actualmente el paciente con las molestias actuales no se plantea la apuntación del pie, lo que es una gran noticia.